Cómo minimizar el riesgo en la superficie de ataque: sector industrial

La transformación digital ha tenido un impacto positivo en la productividad y los costes operativos de los entornos de fabricación al conectar la tecnología operativa (OT) con las tecnologías de la información (IT). Sin embargo, este avance también ha aumentado el riesgo de seguridad y la vulnerabilidad de los fabricantes frente a los ciberataques en el sector industrial.

Según un informe de Verizon, en 2022 se registraron 2,337 brechas de seguridad en sistemas de fabricación, lo que puso en peligro la confidencialidad de los datos.

El ransomware se ha convertido en una amenaza creciente para la industria manufacturera. En el año anterior, hubo un aumento del 87% en los ataques de ransomware dirigidos a este sector. Esto se debe a que las empresas manufactureras tienen una gran aversión al tiempo de inactividad, ya que la disponibilidad de sus sistemas es crucial para mantener la productividad.

A pesar de ser conscientes de los riesgos, muchas empresas manufactureras no están preparadas para hacer frente a un ataque cibernético.  Entonces, ¿qué pueden hacer los fabricantes para protegerse? Os dejamos algunos pasos clave para reducir la exposición y el riesgo de sufrir ciberataques:

  • Realizar pruebas de forma regular: Es fundamental llevar a cabo pruebas y evaluaciones periódicas de la red e infraestructura para identificar vulnerabilidades y evaluar la eficacia de los controles de seguridad. Utilizar marcos de referencia estándar de la industria garantiza que se cubran los tipos y técnicas de ataque más comunes.

 

  • Automatizar los procesos de seguridad: La automatización agiliza los esfuerzos de seguridad al reducir el tiempo y el esfuerzo necesarios para detectar y responder a las amenazas. Además, permite estandarizar y mantener la consistencia en las prácticas de seguridad, lo que facilita su escalabilidad y rentabilidad.

 

  • Adoptar una perspectiva de atacante: Pensar como un atacante puede ayudar a identificar vulnerabilidades y debilidades mediante la validación de cadenas de ataque. Esto permite mitigar los riesgos antes de que sean explotados y desarrollar estrategias de seguridad más efectivas a largo plazo.

 

  • Priorizar la aplicación de parches según el nivel de riesgo: Solucionar primero las vulnerabilidades críticas, basándose en pruebas y evidencias, es la forma más eficiente y rentable de reducir el riesgo. Esto evita la saturación de alertas de seguridad y permite centrarse en las vulnerabilidades con mayor impacto.

 

  • Evaluar de forma continua la postura de seguridad: Realizar pruebas frecuentes de la superficie de ataque permite evaluar constantemente la efectividad de las medidas de seguridad, identificar áreas de mejora y demostrar el cumplimiento de las regulaciones y estándares de la industria.

 

En el entorno actual, proteger la infraestructura crítica del sector industrial es fundamental. No solo asegura operaciones ininterrumpidas, sino que también genera confianza en clientes y socios comerciales. Adoptar medidas sólidas de seguridad es esencial para enfrentar las amenazas en constante evolución y garantizar un entorno de fabricación seguro.

En Open3s, empresa del grupo Innovery, contamos con soluciones de securización para entornos industriales, que permiten tener las infraestructuras críticas debidamente protegidas de posibles ataques. Si quieres saber más, no dudes en contactar con nosotros.

 

Fuente: Hacker News

 

También te puede interesar nuestro artículo: Protección de infraestructuras industriales: guía