El informe Cloud and Threat Report de enero 2022 realizado por Netskope revela que más de dos tercios de las descargas de malware en 2021 provienen de aplicaciones en la nube, identificando a Google Drive como la aplicación con más descargas de malware durante el pasado año, desplazando a Microsoft OneDrive del primer puesto.

Además, y según se desvela en este informe, ha habido un aumento de documentos maliciosos de Office, pasando del 19% al 37% de todas las descargas de malware, lo cual apunta a un aumento de riesgos de seguridad de las aplicaciones en la nube. Otro importante hallazgo es que más de la mitad de todas las instancias de aplicaciones en la nube gestionadas son objeto de ataques de credenciales.

Por parte de Netskope, aconsejan a todas las organizaciones aplicar controles de seguridad modernos, como las arquitecturas basadas en SSE -Servicio de Seguridad en el Borde (Security Service Edge, por sus siglas en inglés), para permitir a los usuarios la libertad de moverse de forma segura por la nube. Según Gartner, para 2025, el 80% de las empresas habrán adoptado una estrategia para unificar el acceso a la web, los servicios en la nube y las aplicaciones privadas desde una plataforma SSE de un único proveedor.

Vía Computing