El papel de la IA y el Big Data en la ciberseguridad

Los avances en Inteligencia Artificial y Big Data están revolucionando la forma en que las organizaciones protegen sus datos y sistemas. Y, aunque son tecnologías que todavía están en una etapa de desarrollo, investigación y feedback de los usuarios, su potencial y alcance las convierten en herramientas muy valiosas para el sector de la ciberseguridad.

Por eso, en el artículo de hoy exploraremos las principales aplicaciones de la IA y el Big Data en la seguridad digital de las organizaciones, sus beneficios y a qué retos nos enfrentamos de cara al futuro.

¡Sigue leyendo!

 

Principales aportaciones de la IA y el Big Data a la ciberseguridad

La IA y el Big Data son herramientas que no se limitan a un área específica de la ciberseguridad, sino que su alcance es amplio y variado, pudiendo utilizarse para prevenir, concienciar, formar, proporcionar conocimientos y mejoras en el sector, etc. Son tecnologías que están relacionadas con soluciones transversales, no solo con un equipo dentro de la ciberseguridad.

Su principal ventaja es la posibilidad de validar múltiples fuentes de información y contrastar los resultados obtenidos, garantizando una mayor precisión en la identificación de vulnerabilidades, toma de decisiones y accionamiento. Además, permiten concatenar diferentes herramientas para implementar soluciones más efectivas dentro del equipo.

El éxito del uso de estas herramientas dependerá de la calidad de los datos y el contexto en el que se utilizan. Esto hace que la respuesta que recibamos sea mucho más acertada, relevante y precisa.

 

IA y Big Data en proyectos de ciberseguridad

El Big Data y la IA ya no se limitan a ser utilizadas únicamente en la ejecución de un proyecto de ciberseguridad, sino que se les está dando un uso más amplio en la fase de inception.

Gracias a estas herramientas, se puede obtener una visión completa del espectro de vulnerabilidades de una organización, obteniendo así una fotografía detallada de las necesidades que tiene en términos de seguridad. Además, estas tecnologías permiten evaluar la efectividad de la solución implementada, si se está en el camino correcto o si es necesario realizar ajustes.

 

 

Nuevas vías para la seguridad digital

Tradicionalmente, el Big Data ha estado asociado a la seguridad defensiva. Sin embargo, en la actualidad se han descubierto nuevas vías que también permiten identificar tendencias y patrones de ataques en una organización. Esto permite una mejor transición y conocimiento en los equipos de ciberseguridad, lo que contribuye a una defensa más efectiva.

Además, con la creciente interconexión del Internet de las cosas (IoT), es fundamental tener una capa de seguridad asociada, de manera que se asegure la protección de los datos y la información en la misma medida en que se tenga conectividad con la nube. Por lo que la combinación de la IA y el Big Data son una herramienta clave para garantizar la seguridad en un entorno interconectado y cada vez más digital.

 

 

La importancia del factor humano

En cuanto a optimización, la IA y el Big Data proporcionan un valor añadido en términos de conocimiento y rapidez. Sin embargo, siempre es necesario que un ser humano haga la solicitud y ejecute las acciones recomendadas.

Es importante tener en cuenta que la data por sí sola no garantiza una solución efectiva. La interpretación de los datos y su aplicación dependen de la experiencia y conocimientos de la persona que los utiliza.

Además, la combinación de los conocimientos, habilidades y destrezas humanas con la IA y el Big Data hace que los profesionales sean aún más versátiles. La IA es un acompañamiento para la ciberseguridad, por eso es importante conocer los fundamentos de esta área para poder utilizar correctamente estas herramientas. La IA y el Big Data son valiosos complementos, pero el conocimiento humano sigue siendo esencial en el sector de la ciberseguridad.

Además, estas tecnologías también permiten a las nuevas generaciones acceder de manera más cercana al sector y con una variedad de fuentes de conocimiento.

 

phishing

 

IA, Big Data y privacidad de datos: un reto para todas las organizaciones

El bien más valioso que nos encomienda un usuario es su información. Por ello, la protección y privacidad de los datos es algo crucial en cualquier proyecto de ciberseguridad.

Una forma de proteger la privacidad de los datos es validar quién tiene acceso a ellos mediante un sistema interno. Esto garantizará la seguridad de la información personal del usuario.

En la actualidad, existen métodos, técnicas, procesos y marcos metodológicos que permiten cumplir con las políticas de privacidad de datos. En los proyectos de ciberseguridad, se respetan los marcos metodológicos de cada industria y se utilizan técnicas de ofuscación y manipulación segura de los datos del usuario, con miras siempre en su protección y privacidad. Sin embargo, es un área que se debe priorizar hoy más que nunca.

 

Un paso importante en el avance de la ciberseguridad

En definitiva, la combinación de Big Data e Inteligencia Artificial se traduce en un paso importante en el avance de la ciberseguridad. Y, aunque todavía son tecnologías que están en fase de evolución, es importante estar atentos a su desarrollo y ver cómo podemos seguir aprovechándolas en el futuro.

 

Más de 15 años aportando valor y ayudando a nuestros clientes

En Open3s, empresa de Innovery Group, llevamos llevamos más de 15 años ayudando a nuestros clientes en sus procesos de protección y prevención ante ciberataques. Si quieres más información ¡contacta con nosotros!

 

Autor: Miguel Ángel Castillo, Cybersecurity Team Leader de Open3s

 

También te puede interesar nuestro artículo sobre las principales tendencias y desafíos de la ciberseguridad para 2023.