En estos tiempos que corren, es una obviedad que hay sectores de actividad que han experimentado una profunda transformación, marcada por necesidades de evolución o por exigencias de los ámbitos en donde se desarrollan. En este sentido, la Tecnología y el Deporte, son dos de las actividades que han experimentado esta evolución y en donde se puede establecer paralelismos, a modo didáctico y explicativo, de lo que pueden significar por el lado de la tecnología, en los Centros de Datos y del deporte, en el Fútbol.

 INICIOS

Los Centros de Datos, desde sus inicios, han estado en constante evolución por los requerimientos que han tenido de soportabilidad de las infraestructuras donde se procesan los datos para obtener los resultados de una manera más eficiente, el Fútbol, de una manera cíclica, también ha tendido a evolucionar los esquemas o planteamientos por las exigencias y evolución del juego para mantener así, la competitividad necesaria en todo deporte.

Cuando hablamos de Centros de Datos nos podemos referir a niveles o capas que los conforman, en un sentido más genérico el hardware y el software, en sus inicios cada uno estaban perfectamente delimitados en sus funciones, unidos por el sistema operativo, que hacía de enlace para interactuar a través de interrupciones ambos elementos, cómo en el Fútbol de antaño, en donde teníamos posiciones rígidas, estáticas y jugadores especialistas de acuerdo a sus posiciones, un modelo, en ambos casos, efectivo, para alcanzar los objetivos de entonces con las herramientas que se disponía.

EVOLUCIÓN

En ambos casos, nos encontrábamos con modelos susceptibles a evolucionar, porque las tendencias así lo establecían, los elementos de software además de complementar descargaban de tareas al hardware y daban más visibilidad a los gestores y administradores de IT, para el análisis, los cambios y la resolución de problemas.

De la misma forma en Fútbol, se evolucionaba hacía un modelo basado en la posesión, a partir del talento en el mediocampo, para descargar a la zona defensiva de tareas duras, de destrucción, haciendo el juego más vistoso, no sólo para el espectador sino para los entrenadores, pudiendo a través de lo que sucedía en esa parcela del campo, entender, analizar y corregir cualquier momento del lance, es decir, en ambos casos tanto el software como los mediocentros se oficiaban como verdaderos «cerebros» de cada uno de los modelos, su interacción con los niveles inferiores y superiores les daban esas características y dotaban de esa eficiencia necesaria en toda actividad para llegar a los objetivos trazados.

CONCEPTOS Y COMPONENTES

Precisamente el software, a través de la Virtualización, produjo una revolución en los modelos de los Centros de Datos, la virtualización del hardware en las infraestructuras supuso alcanzar niveles de eficiencia y dotar de mejoras en las operativas en todos los componentes de un Centro de Datos. Las redes, el almacenamiento y los servidores, los entornos y aplicaciones y finalmente los procesos de negocio, eran susceptibles a ser integrados facilitando el procesamiento de los datos y optimizando los flujos de información entre infraestructura y aplicaciones de negocio, es como entender la interacción entre las tres líneas de un esquema de juego como son la defensa, el mediocampo y la delantera, integrar el esfuerzo con el talento para optimizar las transiciones del balón entre las líneas para que, de una manera eficaz y bien jugada, lleguen a los delanteros que son lo que, a través del «gol» puedan definir el juego, como así lo son las aplicaciones y los procesos de negocio. En ambos casos, la información y el balón deben fluir de una manera eficiente, mediante mecanismos o dibujos tácticos, diseñados para alcanzar los objetivos en las organizaciones y los equipos.

Entender que los modelos tienden a converger e integrarse parece ser una obligación, el software y los mediocentros deben ser las piezas claves para definir las operativas y las tácticas, siendo los conceptos de orquestación, automatización, simplicidad en la gestión y adaptación de manera rápida a los cambios, un denominador común entre los modelos en ambas actividades.

En los centros de datos, aplicar dichos conceptos llevará a las organizaciones a ser más eficaces y llegar a niveles de optimización y continuidad de negocio esperados. Orquestar los elementos de las infraestructuras o los jugadores, automatizar los procesos o los movimientos dentro de un terreno de juego, gestionar de una manera eficaz las aplicaciones o las plantillas y llegar a hacer cambios de diseños sin disrupción sin afectar a los procesos o cambiar el dibujo táctico en un partido de una manera rápida y eficaz para ganarlo, son los paralelismos entre un diseño de Centro de Datos y un equipo de Fútbol.

ANÁLISIS y RESULTADOS

Por tanto, es obvio que todo este planteamiento deriva en el análisis de los resultados finales, tanto en los procesos de negocio de las organizaciones como en los títulos obtenidos a final de temporada, dando visibilidad e importancia a aquellos puntos ejecutivos, donde el éxito depende de todos los mecanismos y procesos que hay por debajo, en el caso de los Centro de Datos en las infraestructuras y en el Fútbol en la solidez defensiva y de consistencia, en todas sus líneas, en la que se basa una estructura de plantilla.

Por eso, siempre se debe dar prioridad a los procesos de negocio de las organizaciones, así como se da a los grandes goleadores, que son los que deciden las competiciones, y que por lo general ganan los balones de oro, pero nunca sin un Centro de Datos eficiente y moderno ni un gran equipo detrás, al servicio de un objetivo común, un TRABAJO EN EQUIPO a todos los niveles y con letras mayúsculas.

En conclusión, la tendencia es clara, debemos ser capaces de entender como evolucionan los modelos y aplicarlos de acuerdo con nuestras necesidades, garantizando la continuidad de los procesos de negocio, dedicando esfuerzos en los puntos realmente claves y estratégicos para las organizaciones o en los momentos donde se juegan los títulos en la temporada.

Como decía el maestro J.Cruyff…

 “Todos los entrenadores hablan sobre movimientos, sobre correr mucho. Yo digo que no es necesario correr tanto. El fútbol es un juego que se juega con el cerebro. Debes estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado, ni demasiado pronto ni demasiado tarde”

Autor: Carlos Zavala Pasco, Area manager Sistemas, Virtualización y Cloud.