Infraestructura como Código (IaC): La clave en los procesos de DevOps

Uno de los factores críticos de éxito dentro de los objetivos que las organizaciones tienen en su camino hacía una cultura de Devops es la de ser más eficientes y simplificar la gestión y operación de su infraestructura.

En este sentido, la Infraestructura como Código (IaC) es una práctica que permite a los equipos de DevOps desplegar, gestionar y aprovisionar infraestructura ya existente mediante código para mejorar la confiabilidad, escalabilidad y seguridad de la infraestructura, reduciendo el tiempo y los esfuerzos necesarios para administrar entornos complejos, minimizando el error humano, en un entorno cada vez más dinámico donde nuestras infraestructuras tienen que responder a la par de como evoluciona el negocio.

En este artículo, exploraremos los beneficios y las mejores prácticas de IaC, y cómo está transformando la manera en que las organizaciones administran su infraestructura.

¡Comencemos!

 

Beneficios de la Infraestructura como Código (IaC)

  • Automatización: A través del uso de código en las tareas de gestión de la infraestructura, los equipos de DevOps pueden automatizar el proceso de aprovisionamiento y configuración de recursos y plataformas, reduciendo el tiempo y el esfuerzo necesarios para administrar entornos complejos con un tiempo de respuesta óptimo, así mismo optimizará los procedimientos de recuperación ante desastre reduciendo así los tiempos de recuperación establecidos en el negocio.

 

  • Consistencia en la provisión: IaC garantiza que las infraestructuras se aprovisionen y configuren de manera consistente en diferentes entornos y con independencia de donde se encuentren alojados, lo que reduce el riesgo de errores e inconsistencias que pueden provocar disrupciones y tiempo de inactividad, así como, brechas de seguridad poniendo en riesgo las infraestructuras.

 

  • Escalabilidad: IaC permite a las organizaciones escalar rápidamente la infraestructura en función de la demanda y las necesidades cambiantes del negocio, sin necesidad de intervención manual y de acuerdo con los recursos necesarios para dar una respuesta óptima a las aplicaciones que se ejecutan sobre la infraestructura.

 

  • Colaboración e integración: La utilización de código para administrar la infraestructura facilita la colaboración entre los equipos de desarrollo y operaciones, debido a que pueden trabajar de manera conjunta en tareas de gestión de la infraestructura entendiéndose en términos de necesidades y utilizando herramientas y procesos conocidos por ambos equipos. Este tipo de colaboración optimizará el diagnóstico y la resolución de problemas.

 

  • Seguridad: IaC permite a las organizaciones implementar controles de seguridad y mejores prácticas en toda su infraestructura, reduciendo el riesgo de vulnerabilidades de seguridad y violaciones de datos que tengan impacto en el negocio.

 

 

Optimizando el uso de Infraestructura como Código (IaC): Mejores prácticas

  • Control de versiones: Utilizar un sistema de control de versiones para administrar el código de infraestructura, lo que permite a los equipos realizar un seguimiento y tener trazabilidad de los cambios garantizando la colaboración eficiente entre los equipos de DevOps.

 

  • Pruebas y validaciones: Implementar marcos de prueba para garantizar que los cambios en la infraestructura se validen y prueben adecuadamente antes de implementarlos en entornos de producción, esto minimizará el riesgo en cualquier procedimiento de mantenimiento.

 

  • Modularidad: Utilizar un enfoque modular para el código de infraestructura, dividiéndolo en componentes más pequeños y reutilizables que se pueden mantener y actualizar fácilmente.

 

  • Documentación: Documentar el código y los procesos de la infraestructura de manera continua para garantizar que sean fácilmente comprensibles y accesibles por todos los miembros del equipo.

 

  • Integración y entrega continuas: Utilizar herramientas de CI/CD para automatizar el proceso de implementación de cambios en la infraestructura, reduciendo el riesgo de errores y aumentando la velocidad y eficacia de implementación y tareas asociadas.

 

Confiabilidad, escalabilidad y seguridad

La infraestructura como código (IaC) es una práctica eficaz y segura que permite a las organizaciones administrar infraestructura mediante código, mejorando la confiabilidad, escalabilidad y seguridad de los elementos que la componen.

Al seguir las mejores prácticas, como el control de versiones, las pruebas, la modularidad, la documentación y la integración y entrega continuas, las organizaciones pueden obtener todos los beneficios de IaC y transformar la forma en que administran su infraestructura.

En Open3s, empresa de Innovery Group, en nuestra búsqueda constante de aportación de valor e innovación a nuestros clientes venimos trabajando en el concepto de Next Generation Datacenter donde la automatización y la integración son componentes claves para optimizar la gestión y la colaboración de los equipos de DevOps e IT. Si quieres más información, ¡contacta con nosotros!

 

Autor: Carlos Zavala, Head of Division Hybrid Cloud de Innovery Spain

 

También te puede interesar nuestro artículo: Claves para abordar la automatización IT y qué beneficios aporta